GINECOLOGIA SIERRA MADRE



Siete reglas para comer bien durante el embarazo

 





Si estas en periodo de gestación es indispensable tener una dieta sana para tener un embarazo saludable. Por eso cuando de comida se trata, no son buenos los excesos, pues debes elegir alimentos que nutran a tu bebé y le aporten las vitaminas necesarias. Durante el embarazo no hay que comer el doble sino comer mejor. La cantidad de comida y el peso que debes aumentar va a depender de tu actividad física y del peso con el que iniciaste tu embarazo. A continuación te presentamos estos consejos que te serán de mucha ayuda.


1. Adapta tu alimentación a esta etapa La mayoría de las mujeres embarazadas necesitan incrementar las proteínas que toman, ciertas vitaminas como el ácido fólico y minerales como el hierro, y comer algunas calorías extra para tener más energía. Si crees que no estás comiendo bien, ahora es el momento de asegurarte de que tu alimentación sea más nutritiva y equilibrada. Es muy recomendable que limites la comida chatarra, porque tiene muchas calorías, pero pocas de las vitaminas y minerales que necesita tu bebé. Sin embargo, comer mejor no significa comer más o mucho más. La creencia de que durante el embarazo hay que comer por dos, se descartó hace tiempo.

2. Evita el consumo de mariscos crudos Hay ciertas bacterias que crecen con facilidad en los alimentos que no están cocinados. Estas bacterias pueden causarte una enfermedad llamada listeriosis, que es peligrosa para el bebé. Por ejemplo, el ceviche y el marisco crudo (incluyendo las ostras y el sushi no cocinado), la leche que no esté pasteurizada o los quesos blandos, como el queso fresco, pueden contener estas bacterias que pueden afectar a tu bebé.

3. Comienza a tomar tus vitaminas prenatales En un mundo ideal, en el que no existieran las náuseas ni el rechazo a ciertos alimentos, una dieta equilibrada sería todo lo que una futura mamá necesitaría para alimentarse bien. Sin embargo, para asegurarte de que tanto tú como tu bebé están recibiendo todos los nutrientes que necesitan, además de seguir una dieta equilibrada debes tomar las tabletas de vitaminas y minerales prenatales. Te recomendamos el Formula IV, que contiene todos los elementos nutricionales para ti y tu bebe.

4. No hagas dietas de adelgazamiento durante el embarazo Hacer dietas de adelgazamiento durante el embarazo no es recomendable para el desarrollo del bebé ni para tu salud. Muchas de las dietas para perder peso no tienen suficiente hierro, ácido fólico u otras importantes vitaminas y minerales. Recuerda que el aumento de peso es uno de los mejores indicativos de un embarazo saludable.

5. Aumenta de peso gradualmente En general debes intentar aumentar entre 25 y 35 libras (11 y 16 kg) si comenzaste el embarazo con el peso recomendado. Si estabas por debajo de tu peso normal al quedarte embarazada, puedes aumentar un poquito más, entre 28 y 40 libras (13 y 18 kg). Y si tenías sobrepeso al comienzo del embarazo, debes intentar poner unas poquitas libras menos, entre 15 y 25 libras (7 y 11 kg). Si padecías obesidad antes de quedar embarazada, se recomienda no subir más de 15 libras (7 kg).

6. Come de manera frecuente y ligera Si las náuseas, el rechazo que quizás sientes por ciertos alimentos, la acidez o la indigestión te están quitando las ganas de comer, intenta comer de cinco a seis comidas ligeras, en vez de tres grandes. Será más fácil para tu cuerpo digerirlas. No te saltes comidas, incluso si no tienes hambre, porque el bebé necesita recibir alimento de forma regular. Está bien si comes meriendas saludables o bajas en calorías, las cuales proporcionan no más de 150 calorías por porción. Las más adecuadas son los alimentos naturales, como las frutas, los vegetales y los productos lácteos como el yogur. Recuerda que es muy recomendable que limites la comida chatarra, porque tiene muchas calorías, pero pocas de las vitaminas y minerales que necesita tu bebé.

7. Come algo dulce de vez en cuando Las comidas procesadas y los postres con mucho azúcar no deberían formar parte de tu dieta. Sin embargo, no se trata de decirle adiós a todos los dulces por estar embarazada, los puedes comer en ocasiones especiales. No te atormentes, pues una galleta o un pedazo de pastel de chocolate de vez en cuando no le harán daño a tu bebé.


Dra. Angeles Gonzalez Treviño
Ginecoloegia y Obstetricia
Tel. 83475548
© 2017 GINECOLOGIA SIERRA MADRE

84273